Menu

Árbol de la cruz

Árbol De la Cruz es el título que describe el concepto de esta cruz monumental de 120 metros de altura y que alberga una capilla para 200 personas en su cúspide. El presbiterio está contenido por Él Sagrado Corazón de Jesús  revelado a Santa Margarita Maria Alacoque y que en las noches se ilumina para iluminar al mundo con la luz que procede del Inmaculado Corazón de Jesucristo. Los confesionarios están dispuestos en los “clavos”de las manos de Nuestro Señor Jesús y estos a su vez nos recuerdan la sangre derramada en su martirio para el perdón de los pecados de toda la humanidad. No hay otro mejor lugar para confesar nuestras culpas que las llagas de Nuestro Señor.

La Cruz no es un palo clavado al piso únicamente, más bien, es el árbol que da fruto, verdadero fruto de santidad para toda la humanidad, para los creyentes y los que aún no lo son. Nos recuerda al árbol que aparece en el Génesis, del que tanto Eva como Adán tomaron de su fruto y pecaron. El árbol en donde está clavado Jesús, hecho por mano humana, se convierte en instrumento de reconciliación divina, en madero de salvación.

En esta monumental Cruz se puede apreciar la silueta del Salvador entrelazada con el madero que le dio muerte en su crucifixión identificándose con el fíat voluntas tua que Jesucristo dijo en su pasión a su padre y que también se encuentra plasmada en el otro lado de la capilla.

La base de este árbol es representada por las raíces y que alberga un templo abierto donde se hace el viacrucis y se celebran las santas misas.
Arquitectos: Alejandro Medina.


GALERÍA

VIDEOS